Una de las principales conclusiones de mi tesis doctoral es que los medios de comunicación tienen dificultades a la hora de interactuar con la audiencia. Si bien es cierto que las herramientas 2.0 han empoderado a las audiencias y que su relación con los medios es más permeable que nunca, también lo es que la «conversación global», que parece estar en boca de todos últimamente, es un mito. Los periodistas han hecho un buen trabajo en medios sociales (los usan eficazmente para que su contenido llegue lo más ampliamente al público y, en algunos casos, también para promocionar la propia marca), pero aún están aprendiendo a interactuar con las audiencias a través de los medios sociales.

Este es un debate vivo en las redacciones actuales. Lo recoge hoy el editor de Social Media en un artículo publicado en Nielsen, donde repasa lo que ha aprendido el Times en redes sociales este 2014:

«It’s difficult to imagine the Times as an institution responding to individual Twitter users like an airline might respond to upset passengers. But finding a suitable way to recognize and engage sincere criticism of our journalism that reaches us via social media would be a suitable use of such platforms. In 2015, we need to spend more time thinking about ways to be responsive to readership that comes to us from social media».

Seguiremos de cerca al Times y otros medios de comunicación para ver cómo hacen frente a este reto. La gestión de comunidades online necesita de una buena estrategia y de profesionales altamente capacitados, lo que se traduce en recursos económicos, algo que en estos tiempos no abunda en los medios.

* Escribo con más detalle sobre el tema próximamente en Capçalera, la revista del Col·legi de Periodistes.