* Artículo publicado en La Revista de Blanquerna, enero de 2013.

La actual situación económica empuja a recuperar valores tradicionales y reclama nuevos liderazgos para consolidarlos

La crisis ha golpeado con fuerza la sociedad: el poder adquisitivo de las familias disminuye día a día mientras el paro aumenta y los sistemas político y económico vigentes no dan respuestas eficaces a la dramática situación. Ante este panorama, sin embargo, los expertos apuntan que se rescatan una serie de valores tradicionales, tales como la solidaridad, la empatía, el compromiso social y la sobriedad, que habían quedado en el olvido. Esta “nueva” forma de hacer -recuperada más por necesidad que por virtud- empuja también hacia un nuevo tipo de liderazgo. La incógnita es saber si la sociedad que se dibuja marcará un cambio de época o simplemente quedará en el olvido cuando la crisis amaine.

Si quieres leer el artículo completo, haz clic aquí.