TreceBits es un referente en los ámbitos del periodismo digital y las redes sociales. Detrás de esta publicación web, que nació en forma de blog en el año 2007 y ahora es una página informativa que cuenta con distintos colaboradores, está el periodista Manuel Moreno. Además de ser el creador y editor de TreceBits, Moreno colabora con varios medios de comunicación como experto en medios sociales. Hablamos con él sobre la importancia de la marca personal para cualquier periodista y le pedimos algunos consejos para crearla y gestionarla que pueden resultar útiles tanto para los estudiantes de Periodismo como para los profesionales en activo.

  1. Las redes sociales, Twitter y Facebook principalmente, ¿representan un reto o una oportunidad para los periodistas y su marca personal?

Creo que son las herramientas más potentes que ha tenido jamás el periodista para hacer su trabajo. El principal problema es que nadie les está enseñando cómo utilizarlas, pero son armas muy interesantes para trabajar su marca personal, para dar más difusión a su trabajo y para acceder a fuentes de información de manera rápida a las que antes podría ser bastante complicado tener acceso.

  1. ¿Qué entiendes por marca personal del periodista?

La marca personal es, explicado fácilmente, el concepto que los demás tienen de ti. Aplicado a Internet, podría ser la información que se obtiene de nosotros cuando alguien busca nuestro nombre en Google, la imagen que tiene al leer nuestros tuits… etc. En definitiva es el reflejo que da de nosotros Internet según lo que compartimos y las acciones que realizamos en la red.

  1. Las facultades de Periodismo transmiten a los estudiantes que deben mantenerse imparciales. Así se recoge también en distintas guías de uso de redes sociales –unas más pedagógicas, otras más restrictivas. ¿Cuál es tu postura frente al difícil equilibrio entre la imparcialidad que requiere la ética profesional y la exposición que brindan las redes?

Habría que diferenciar entre cuentas de medio de comunicación y cuentas personales de los periodistas. En cuanto a éstos, creo que son sobre todo personas y no debemos olvidar que las redes están formadas por personas. Es una obviedad, pero a menudo se olvida: las redes sociales están formadas por personas que quieren seguir a otras personas.

Entendido esto, el periodista debe ser imparcial y objetivo al transmitir información, cierto, pero además, es persona. Por eso puede proporcionar también su punto de vista en las redes sociales o compartir contenidos personales, a elección de cada uno. Lo que debe ser sobre todo es honesto en las redes sociales. Un periodista deportivo perfectamente puede ser del Real Madrid y comunicarlo así a sus seguidores. Es parte de su personalidad y transmitirá más cercanía. Otra cosa es que cuando elabore una información lo haga de manera imparcial o se deje llevar por los colores y mezcle con opinión.

  1. Y en la misma línea, ¿qué te parece que algunos medios decidan si contratar o no a un articulista de opinión, e incluso a un redactor, en función de los seguidores que tiene?

El número de seguidores o más bien, la influencia que pueda tener un determinado periodista en las redes sociales e Internet también es parte de su valor como profesional. Una persona muy leída o, en lugar de hablar de números, hablemos de cantidad, muy respetada en las redes sociales aportará credibilidad al medio, por ejemplo. Siempre hay un motivo por el que se contrata a un periodista y no a otro, y que la presencia activa en las redes sociales se valore no es tan distinto a contratarle por otra razón. Todo periodista que quiere ganar visibilidad y poder ser fichado por un medio sabe que las redes sociales son su aliado en este sentido.

  1. La marca personal pasa por la especialización. Ahí está tu ejemplo con una página web centrada en Internet, Redes Sociales y Periodismo 2.0, que ha recibido distintos premios y reconocimientos. ¿Hay que animar a los estudiantes de periodismo a buscar un nicho? ¿O sigue siendo mejor saber un poco de todo y mucho de nada?

En un entorno tan competitivo como el actual yo aconsejaría especializarse, ser el mejor en algo para poder destacar. Si no brillas, es muy difícil que te encuentren entre la amalgama de perfiles sociales de periodistas o la gran cantidad de currículums que llegan cada día a los medios de comunicación. Fue el camino que yo escogí: me planteé demostrar el periodista que podía ser tomando mi propio camino y tratando de destacar sobre el resto pero no a expensas de lograr un buen número de seguidores, sino en base a ganarme el reconocimiento y el respeto elaborando buenos contenidos que crearan por mí esa marca profesional.

  1. ¿Cómo empezaste a construir tu marca personal? ¿Dónde surge la motivación, cuáles fueron tus primeros objetivos y en qué canales empezaste?

Como comentaba, nació de la necesidad pero cuando ni siquiera se hablaba de marca personal, quizá ahí estuvo la clave, en empezar a trabajarla antes que muchos otros periodistas y de una manera completamente autodidacta, por intuición. Después de trabajar muchos años en prensa escrita, la llegada de la crisis me llevó a trabajos periodísticos que no me llenaban completamente. Decidí crear un blog y demostrar en él el periodista que podía llegar a ser, escribiendo los temas sobre un fenómeno que me apasionaba y que eran las redes sociales. Twitter acababa de nacer, era el año 2007, y en España todavía se hablaba poco de estos temas. Los lectores fueron llegando y me di cuenta que, sobre todo, tenía que cuidar a esa comunidad de personas que crecía poco a poco pero que estaban pendientes de lo que yo escribía. Así, ofreciendo buenos contenidos y sin traicionarles, la comunidad se hizo muy grande, lo que era un blog personal pasó a ser un medio, he tenido la oportunidad de escribir tres libros y los grandes medios de los que la crisis me alejó me abrieron sus puertas como colaborador en tertulias de radio o llegando a participar con una sección en un programa de televisión. Requiere mucho, muchísimo esfuerzo montar algo así de la nada, muchas noches sin dormir y más de un disgusto, pero TreceBits me ha proporcionado y me proporciona las mayores satisfacciones de mi vida. Y además, puedo vivir de ello. Soy afortunado.

  1. Además del conocimiento especializado al que ya hemos hecho referencia antes, ¿cuál es la importancia de las relaciones en la construcción de una marca personal? ¿Qué consejos darías en este sentido a periodistas que quieran emprender y/o estudiantes que aún no tienen una red de contactos?

Las relaciones son fundamentales para todo aspecto en la vida, pero yo volvería a apelar a la honestidad como base de todo. Por experiencia personal, jamás me acerqué a alguien, tratando de entablar una relación profesional, porque quisiera “venderle algo” o pedirle ayuda. Hay que entablar relaciones de forma humana y natural, y de esas amistades o relaciones de compañerismo, surgen oportunidades que llegan a medio plazo y por sí solas. Ir a buscarlas con un interés previo y determinado no tiene ningún sentido. Las relaciones profesionales –como las personales- también triunfan si en ellas hay sinceridad, respeto y algo de chispa entre dos personas. No hay grandes secretos, no hay que inventar nada en las redes sociales, hay que utilizarlas con lógica y sentido común.

  1. Conocimiento especializado, relaciones, … ¿Qué otras aptitudes necesita un periodista para construir marca personal?

Honestidad y sentido común. Con esas dos aptitudes va a llegar lejísimos, porque además, lo más habitual es que los demás no las estén utilizando y que por eso destaque.

  1. Es probable que si alguien haya llegado hasta aquí esté pensando en comunicar acerca de lo que hace en el entorno digital, la pregunta clave es: ¿por dónde empiezo? ¿Cómo desplegar la estrategia?

No es fácil, y si todos desplegaran la misma estrategia, no destacarían sobre el resto por lo que el consejo no serviría. Yo recomendaría planificarla, por supuesto, en base a unos objetivos, desarrollando una serie de acciones y, sobre todo, con mucha capacidad de adaptación al medio y a los cambios. Y siendo lo más honesto posible.

  1. Los que te seguimos desde hace tiempo hemos visto evolucionar el blog TreceBits hasta convertirse en una web informativa, donde participan distintos colaboradores, ¿qué beneficios te ha aportado la puesta en marcha de este proyecto hasta ahora, y por dónde pasa el futuro de TreceBits? 

Como decía, es lo mejor que me ha pasado en la vida. Ha sido fruto del esfuerzo y de muchas horas sin dormir, pero merece mucho la pena. Me ha aportado el darme a conocer como el periodista que quería ser y formar una comunidad de lectores muy fiel, que confía en lo que le contamos porque tratamos de hacerlo de la forma más profesional posible. Además, en todo este camino he conocido gente maravillosa, he escrito temas que me apasionan, me han llegado a llamar “TreceBits” gente por la calle a la que no conocía, me ha abierto las puertas a escribir libros, a dar charlas y formación, a colaborar con grandes medios de comunicación… y además, a vivir de ello y a contar con un equipo de profesionales estupendos.

¿El futuro? Seguir creciendo, seguir informando, seguir divirtiéndonos… y seguir pensando en proyectos, ideas, formas de acercar a la comunidad el conocimiento sobre las redes sociales, Internet y las nuevas tecnologías. La maquinaria no ha hecho más que ponerse en marcha 😉